A modo de… ¡hasta la vista!

 

Saludos, lectores y txantreanos.

Son varias las citas de nuestro Club a las que últimamente no he asistido. El mismo número de veces que no he dejado impresión en este blog, del libro propuesto para leer.

Aunque los lectores de este blog no eran multitud, cuando se adquiere una costumbre, faltar a ella sin dar una explicación, no acaba de dejarme contento. Respecto a las tertulias no asistidas cabría decir otro tanto.

Algunas circunstancias familiares han ocupado mi tiempo. Otras, mi interés. Así, ciertas lecturas se han quedado en la estantería. Sabrán esperar la mano que otro día pudiera buscarlas.

Aquí me apeo . Aquí se  queda este blog que tiene por nombre Club de lectura la Txan . Como no desconocéis, estaba  ideado para ser un foro de lecturas y lectores. Ha vivido un hermoso añito. ¡Felicidades!

Yo de momento, seguiré tomándome la libertad de no acudir a las tertulias.

Confío, estoy seguro, de que seguiréis disfrutando tanto de los libros, como del compartirlos sobre la mesa de las palabras y de los bocadillos.

 

 

0503_club_lectura1

 

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Lecturas y lectores

http://hitzakpartekatuz.blogspot.com.es/2015/06/un-revuelto-de-libros-en-primavera-rosa.html

http://hitzakpartekatuz.blogspot.com.es/2015/06/50-novelas-cortas-que-puedes-leer-en-un.html

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Fin del primer curso.

Atentos se nos ve.

Interesados, pues hemos cumplido  nuestro primer curso con regular fidelidad.

Alegres de encontrarnos y hablar de los libros leídos.

Nos veremos y, oiremos en Septiembre. Hasta entonces, otras paginas esperan nuestro encuentro.

Como dice alguien: “el que lee vive mas”.

IMG-20150606-WA0001IMG-20150606-WA0002

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

John Banville – El mar

Aquí os dejo esta página sobre el libro que nos toca para el verano. Contiene varios enlaces que pueden ir preparándonos para leerlo.
¡Felices lecturas!

Ancha es mi casa

“Tuvimos una tormenta. Duró toda la noche y a media mañana aún seguía, una cosa extraordinaria, no he visto nada semejante, en estas zonas templadas, ni en violencia o duración. Disfruté de lo lindo, incorporado en mi adornada cama como si fuera un catafalco, si ésa es la palabra que quiero, la habitación sumida en un parpadeo de luz y el cielo a patada limpia, rompiéndose los huesos. ¡Por fin, me dije, por fin los elementos han alcanzado un extremo de magnificencia acorde con mi torbellino interior! Me sentía transfigurado, me sentía como uno de los semidioses de Wagner, flotando sobre una nube tronante y dirigiendo los estruendosísimos acordes, el choque de los címbalos celestiales. En este estado de euforia histriónica, en medio de la efervescencia de los vapores del coñac y de la electricidad estática, consideré mi posición bajo una luz nueva y crepitante. Me refiero a mi posición…

Ver la entrada original 1.101 palabras más

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Día del libro

Quijote y Sancho por Doré

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobre todo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia donde quiera que estén.
(…)
En esto, le vino al pensamiento cómo le haría, y fue que rasgó una gran tira de las faldas de la camisa, que andaban colgando, y diole once ñudos, el uno más gordo que los demás, y esto le sirvió de rosario el tiempo que allí estuvo, donde rezó un millón de avemarías. Y lo que le fatigaba mucho era no hallar por allí otro ermitaño que le confesase y con quien consolarse; y así, se entretenía paseándose por el pradecillo, escribiendo y grabando por las cortezas de los árboles y por la menuda arena muchos versos, todos acomodados a su tristeza, y algunos en alabanza de Dulcinea.
(…)
Llenósele la fantasía de todo aquello que leía en los libros, así de encantamientos como de pendencias, batallas, desafíos, heridas, requiebros, amores, tormentas y disparates imposibles; y asentósele de tal modo en la imaginación que era verdad toda aquella máquina de aquellas sonadas soñadas invenciones que leía, que para él no había otra historia más cierta en el mundo.

índice

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Por Abril

Abril 1                                    

Todo nace,

vocación de luz.

Alas y trinos

de flor a rama                                               

lo proclaman.

Ofrecido, inaprensible,

ahí está el milagro de Abril

con su ternura repetida                                                      

Abril 2

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cuentos de Anton Chejov

cal_clas  :  POR QUÉ LEER A LOS CLÁSICOS  (Italo Calvino)

conversacionesenlabiblioteca

chejov_2

El 1 de diciembre, primer lunes de mes, a las 19:30 los miembros del club de lectura “Pasión por el e-book / Pasión por los clásicos” tendrán la tertulia sobre una selección de cuentos de Anton Chejov. Los cuentos que comentaremos serán los doce que aparecen en el blog Lecturas indispensables

Como siempre os recomendamos algunos enlaces, como este de José Ángel Rojo en El País.

O este texto, del propio Chejov

En el blog Material de lectura (y firmado por Rubén Salázar) se puede leer lo siguiente: Antón Chejov (1860-1904) es uno de los escritores que dieron grandeza y esplendor a la narrativa rusa anterior a la Revolución de Octubre. Está junto a Tolstoi, Dostoyevski, Gogol, Turguenev, Andreiev y Korolenko, pero ocupa un espacio propio. Legó a la posteridad una extensa obra literaria, de la cual las novelas cortas y los cuentos han tenido una amplia difusión, aunque…

Ver la entrada original 1.143 palabras más

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Bosques

“Todo está por llegar, todo está por romper a cantar”

Gabriel Zaid

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Eduardo Galeano (In Memorian)

209809caead7419c4dc2b6859aa7d164    frases-acuarelas-musica-25-638

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Leyendo…ANDANZAS DEL IMPRESOR ZOLLINGER ( Pablo D,Ors)

linotype1889lg

Atentamente, con la seriedad concentrada del niño, August graba fascinado en su alma el trabajo que determinará su destino: el oficio de impresor.

Atraído irresistiblemente por la magia de la imprenta, se sabrá desde el comienzo llamado a ser el impresor de Romanshorn, su pueblo natal.

Pero la fortuna no siempre depara un camino recto y, el joven August Zollinger tendrá que seguir un largo e imprevisible  itinerario antes de poder retornar a su tierra.

La rivalidad en forma de terrible amenaza, le obligará a salir de su pueblo cuando clave en su puerta el letrero de IMPRESOR.  Así empezarán las andanzas de nuestro amigo, huyendo del peligro.

Siguiendo su “vía”, llegará a la estación de un pequeño pueblo,  dónde el ferroviario que le precedió se ha suicidado, ¿la soledad tal vez?.

August, el nuevo ferroviario de la apartada estación de Rosenwhol, tiene mucho tiempo  para escuchar.

El aliento de unas pocas y esperadas palabras, el latido de el silencio que las guarda.  Es Magdalena la telegrafista. El cable que les une, les revelerá su amor.

Pero el hilo se va quebrar, y Magdalena muere atropellada. De esa herida, es de la que de manera febril, quiere August huir.

Pero el dolor como el destino, también posee su tiempo y su lección.

Ni la camaradería ni el alcohol, serán suficientes para hacerle olvidar. Ni las canciones de sus compañeros podrán silenciar ese tren que sigue oyendo pasar.

Más lejos, más adentro, le dice una nostalgia interior.  Así, se adentra en la negrura de la arboleda de St. Heiden, para iniciar una vida solitaria.

Aquí aprenderá August a escuchar. Lejos de los “otros”, se va a encontrar con ellos.            Los árboles, sus melodías, le enseñarán. Los árboles sólo le daban palabras si permanecía largo tiempo a la escucha.

Comprendió August cuánto se parecía él a todos aquellos hombres, incluidos los violentos y dicharacheros con los que en un principio, había creído  estúpidamente no tener nada en común.  ¡Ferdinand! ¡Ferdinand!

200070113-001

Escuchar, esa es la palabra que recorre el libro de Pablo D,ors.  Asentir es lo que August hace a esa escucha.

Escuchar el amor, las palabras,la tristeza, las canciones,la nostalgia, la música de los árboles, el sonido de los objetos cotidianos, etc.

Percibir y recibir esos regalos, tan diminutos como esenciales.

Como el resto de bellos capítulos que aguardan el asombro del lector de éste pequeño-gran libro.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario